Make your own free website on Tripod.com


NOTICIAS LOCALES

Salud               

NOTICIAS NACIONALES
EL COMERCIO
EL PERUANO
LA REPUBLICA

P. HUASCARÀN



Zumo de zanahoria, manzana y naranja
El zumo de frutas frescas caseros son muy nutritivos y fáciles de preparar, además este tipo de preparación no hace que éstas pierdan sus propiedades energizantes y curativas. Los zumos de la zanahoria, manzana y naranja contienen vitaminas y minerales esenciales para reforzar el sistema inmunológico contra las infecciones respiratorias. Asimismo, estas bebidas son deliciosas, se digieren con facilidad y ayudan a mantener el organismo limpio y libre de toxinas. Prourar que los zumos de estas frutas constituyan un alimento cotidiano de tu dieta, sobretodo, durante la etapa invernal.

Preparación
Lavar tres zanahorias y pelarlas. Luego, lava una manzana y córtala en cuartos, de la misma forma procede con una naranja. Licúa estas frutas y sírvelo inmediatamente, ya que pierden sus propiedades si se dejan reposar.

Jarabe de miel y de ajo
El ajo ha sido considerado por miles de años el rey de las plantas medicinales por ser un remedio infalible para tratar todo tipo de infecciones tales como la tos, los resfriados y la gripe. Gracias a sus propiedades antisépticas, antibacterianas y antivíricas, su fama se ha extendido por todo el mundo. Incluso, antes de que se desarrollaran los antibióticos, el ajo ya cumplía la función que tienen éstos en la actualidad. Sólo un diente de ajo común contiene sustancias que equivalen aproximadamente a un quinto de una dosis normal de penicilina, lo cual lo hace un excelente reforzador y estimulante del sistema inmunológico. Y para prevenir o aliviar un resfriado fuerte nada mejor que un jarabe preparado a base de ajo y miel.

Preparación
Lave y triture una cabeza de ajos (no hace falta que los pele). Póngalos en una ollita con una taza 1/4 de agua. Llévelo a ebullición, tápelo y déjelo cocer a fuego lento durante 20 minutos. Luego, añada el jugo de medio limón y dos cucharadas de miel, y cuézalos a fuego lento 2 ó 3 minutos. Deeje que se enfríe, cuélelo y guárdelo en un bote o en una botella precintada. Tóme una cucharada tres veces al día hasta lograr superar el resfriado. Puede guardar el jarabe en el frigorífico durante 2 ó 3 semanas.